La Tripu

Toda obra de arte tiene un proceso de conservación delicado que requiere una constante atención. El Southern Cross es una de ellas.

 

The Crew Southern Cross BarcelonaPasarelas de madera, aparejos de navegación, motor, lijar, barnizar, engrasar, desoxidar… mil detalles y funciones que la tripulación realiza durante todo el año, con total profesionalidad, para poder conservar esta pieza única del mediterráneo.

Y en travesía, el trabajo continúa para dar el mejor servicio y atención a todos invitados y con la más absoluta discreción.

Capitán, marineros, cocineros y azafatas un gran equipo de personas como Martín, José Luis o Nordín, algunos de los que llevan más tiempo al cuidado del Southern Cross.

 

Ramón Tomàs Mir, el armador.

Él marca el espíritu del barco y el buen hacer de la tripulación. Aficionado al mar, buscaba un rincón donde perderse y desconectar de los negocios. Cuando encontró el Southern Cross lo tuvo claro: elegante, clásico y confortable, ideal para navegar sin prisa y disfrutar del paisaje y su familia.

Dice que no que quiere foto, que lo importante somos los que estamos allí trabajando cada día. Eso ya es en sí su mejor descripción.

 

Maria Millà Faura, comercial.

La lianta

“Desde que subí al Southern Cross me enamoré de esta maravillosa goleta. Es un tesoro digno de ser disfrutado, por ello, le propuse a Ramón darle vida, ofrecer experiencias a empresas y particulares. Espero poder atenderos en todo lo que necesitéis y que los contenidos del blog os haga el día un poco más feliz.

Esta foto me la hicieron en el barco este último verano, me encanta porque muestra que tras una semana en el Southern Cross cualquiera acaba con mejor cara.



Facebook Twitter More...